EL ROCK Y LAS NUEVAS GENERACIONES

 

¿Qué tan cierto es que el Rock, hoy en día, está en sus últimos suspiros? Nuestra conductora y directora del programa “LA CASSETERA”, se dio a la tarea de investigar, un poco, lo que se comenta respecto a este tema. Para eso contamos con Carlos Esteban López, músico y ex vocalista de la agrupación heavy metal ASFALTO, que muy amablemente nos dio a conocer algunos puntos importantes que muchos músicos y rockeros nos preguntamos sobre esta triste realidad. Él nos comenta:

“Primero, debo decir que no estoy de acuerdo con la decadencia absoluta en el rock.

Si nos vamos a sus inicios es más que evidente que surgió como un movimiento de contracultura que se venía gestando por largo tiempo, pero que tardó en aflorar, mientras el jazz y el blues imperaba. El problema principal del rock fue ser contestatario y tocar temas, que si bien todos los hablaban a diario eran incapaces de hacerlo en altavoz por miedo.

Luego algunos se adhirieron a esos sonidos diferentes y lograron que algo que surgió como contracultura se convirtiera en algo común, ejemplo: Elvis, The Beatles, etc.

La evolución de esos sonidos lo llevó al extremo del metal que ha logrado maximizar la potencia de ese cambio propuesto por el rock y aunarlo a temáticas aún más controversiales. Así como muchos aprovecharon para surgir con música más de parche, otros escribían sobre temáticas profundas que cuestionaban gravemente el desarrollo del mundo.

El problema para las nuevas generaciones era proponer algo diferente. Reinventar los 80s es un error en el que han caído muchas bandas nuevas, y no es que crean que los 80s no deben morir, es que no tienen ideas nuevas, y es culpa de estar escuchando siempre lo mismo, particularmente en Colombia.

Considero que hay un problema grave, y es que las bandas que surgen buscan aceptación de ciertas “leyendas”. Obvio, es bueno ser aceptado, reconocido e impulsado, pero cuando tomas la palabra de estas leyendas como dogmas y repiten al pie de la letra. Y así como repiten lo que dicen, repiten la misma maricada en el ámbito de la música.

Entonces, todo suena a lo mismo, de ahí la decadencia nacional aunada a la falta de creatividad por el radicalismo que muchos tienen. Porque no crean que la filosofía de matar por una camiseta muere en el estadio. Lo hacen con el rock, con el metal, en fin, es un problema social grave y va en esos radicalismos y fanatismos.

Ahora, si nos comparamos con afuera, obviamente siempre vamos a decir que estamos atrás, pero lo realmente relevante de afuera es que el 90 % de festivales que hacen y anuncian se venden casi que con un año de antelación. Ejemplo, el 70000 tons of metal. El barco ni anuncia bandas y la gente ya ha llenado el evento del año siguiente.

Y ese es otro tema que hace que en Colombia no funcione bien, esto es un intangible en el mundo de los negocios conocido como “trust”. Nosotros confiamos en marcas y las bandas de afuera son marcas ya posicionadas, entonces si nos dicen hay evento de bandas de afuera, pues vamos porque el trust está. Por el contrario, un evento lleno de nacionales no genera el mismo trust y, además el radicalismo no deja que usted pueda decir que escucha de todo un poco, limitando más. En síntesis, la decadencia no existe, hay una visión polarizada acá porque no hay trust. Pero afuera, casi todos, los eventos llenan y siguen haciendo festivales grandes en todo el mundo.

Estamos, así como en política, polarizados. Y el elemento más importante de los negocios, que llaman trust, no está en Colombia.

¡Ah! Y una ñapa… Los músicos de jazz van y ven jazz, compran jazz y aprenden de otros, los clásicos igual, los rockeros se centran en lo suyo pensando que es lo mejor y sólo los que han entendido que no debe ser así tienen real éxito. Los otros tienen el exitico que les dan los mismos radicales pendejos y retrasados de siempre. Y la razón de que el rock no fuese tan grande, como en el mundo, es que acá ese tema de la contracultura no pegó, era tema de intelectuales no de músicos de bandas y si los músicos se dedican sólo a tirar notas y no a pensar, no se puede esperar mucho de ellos.”

Como conductora y oyente del Rock, creo que ahora se trata más de vender, entrar al mercado, hacer millones con un solo disco y eso no está mal, al menos lo intentaron … una vez. Y como hay bandas que son One Hit Wonder, también hay bandas que no les interesa eso y siguen lanzando buenos productos a pesar de la poca acogida. ¿Qué ocurre?  simplemente, han surgido otros géneros que son más comerciales

Lo lamentable, es el famoso “trust” como nos comentaba Carlos Esteban. Sí se convoca a un evento sin “marca”, no se vendería de inmediato las entradas. Ejemplo de ello fue el gran concierto de la banda de Hard Rock Guns and Roses a nuestro país, que es una marca y se vende por si sola. A diferencia del evento de Paul McCartney, que tristemente para muchos no fue posible tenerlo en nuestro país, ya que fueron muchos los comentarios alrededor de dicho concierto, como presupuesto, poco interés en la boletería … En fin.

Ahora, sin contar que el grupo, banda o artista no es altamente reconocida, no estamos dispuestos a pagar el precio justo por una boleta y eso es aún más triste.

Hay tanto que decir del tema …. Pero, puedo decir que el rock en nuestro país aún sigue vigente y siento que se puede dar mucho más.

 

Agradecimiento a

Carlos Esteban López

 

 

 

Be the first to comment on "EL ROCK Y LAS NUEVAS GENERACIONES"

Leave a comment