Se fue Don Roberto, un patrimonio que se acabo…

Seguir en Facebook

La tienda de don Roberto estaba desde siempre en San Antonio de Prado…, en esa esquina que tiene mucha historia que contar; entre otras; que al frente vivió don Pacho Cruz otro tendero tradicional del pueblo, en la esquina de al lado; vivió uno de los primeros empresarios del corregimiento; el tambien recordado Don Abel Betancur, un recuerdo que no se olvida es que lindaba con la casa del primer artista del pueblo, el Maestro Jose Hernando Montoya. Es la esquina que nos conduce por la derecha hacia una de la las veredas mas hermosas… como lo es Potreritos, hacia la izquierda esta el monasterio y

colegio de los Hermanos Lasallistas; hoy es la institución educativa San Jose Obrero, y si miramos hacia arriba nos encontráremos de frente con el patrimonio religioso de la Capilla Católica de la Dolorosa , es decir; que son varios los referentes religiosos, arquitectónicos, educativos, que pasan por esa esquina que se convirtió en un referente cultural y de importantes encuentros  en San Antonio de Prado.

Al inicio tenia la forma de los bultos de costal llenos de maíz, panela y Frijol; que tambien servían de sentadero para los habituales clientes de todas las clases sociales que se encontraban en la tradicional tienda.

Todos eran bienvenidos y los unía el olor de las diferentes fragancias de los cultivos de nuestras hermosas montañas, como la mas fina y natural loción o perfume que se mezcla con el fuerte sudor, los orines y el cajajon de los caballos, mulas, yeguas que traían a los campesinos para mercar, que todos eran acomodados en la puerta de entrada del colorido y maravilloso lugar de felices encuentros familiares, de amigos, comadres y de nuevas amistades, que sellaban  con una sonrisa franca, una mirada cierta, un fuerte abrazo y un apretón de manos que aseguraban la mas férrea lealtad.

 

Se encontraba de todo… en un pequeño espacio de una manera vistosa en las estanterías de madera, productos que luego eran servidos y empacados en papel periódico y costales de cabuya en los largos mostradores de la tienda. Se exhibían desde atractivos botones, petróleo, para las lamparas caperuzas y los fogones de mecha, el almanaque bristol, las coloridas velas que en un tiempo se fabricaban  en nuestro pueblo, panes, los sabrosos rollos rojos, los famosos bizcochos de doña ¿?¿?¿?¿,carne, tomates, cilantro, lazos, monturas, clavos, pastillas para el dolor de cabeza, mertiolate, alcohol para las heridas, es decir… de todo, es de todo, como lo dice el refrán, “de todo como en botica”.

 

Después de muchos años creció para ser un supermercado, un autoservicio perdiendo parte de su esencia, pero continuaba con la principal característica de una tienda que era el bendito y salvador fiao…. y se resistía a morir su espíritu antañón; gracias a su familia y a sus mas antiguos empleados que aun amablemente atendían el negocio familiar …, porque fue más que una tienda…fue una familia compuesta por don Roberto Escobar Escobar  y su señora Doña Inés Perez de Escobar y toda su descendencia como lo fueron sus hijo Don Aurelio Escobar Perez que la administro toda una vida, con los trabajadores, empleados Entre ellos don Bernardo Ortiz Arango y El poeta El ruiseñor de Prado Mario Ortiz   que aun trabaja en el supermercado y muchas personas que fueron mas que clientes, fueron amigos entrañables que compartieron toda una vida llena de alegrías y tristezas.

 

De las tradicionales tiendas como de la Pacho Cruz… que se fue hace años, solo quedan las blancas paredes con sus rojas puertas. Y de la tienda de don Roberto no queda nada…tradicional, ni una puerta, menos una ventana nada… solo queda el recuerdo de dos esquinas que tienen muchas historias que contar.

Por:

Alberto Mesa Vasquez

Periodista comunitario

www.pradovirtual.com

albertomesavasquez1@gmail.com

Cel. 3105131492

 

 

Be the first to comment on "Se fue Don Roberto, un patrimonio que se acabo…"

Leave a comment