Buen Comienzo fortalece los procesos de contratación como pilar de transparencia.

– Los operadores de Buen Comienzo deberán pertenecer al Banco Nacional de Oferentes de Primera Infancia.

– Con el Hospital Infantil Concejo de Medellín se integrará un equipo interdisciplinario de más de 350 profesionales.

La Alcaldía de Medellín, en su trabajo por garantizar la atención integral de todos los niños y niñas de la ciudad, anunció que acogerá la política nacional de primera infancia, los lineamientos y recomendaciones del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), en el sentido de que los operadores de Buen Comienzo deberán pertenecer al Banco Nacional de Oferentes de Primera Infancia para cualificar y promover estándares de calidad en el servicio.

El órgano rector de la primera infancia a nivel nacional estipula exigentes indicadores de calidad en términos técnicos, administrativos, financieros y de experiencia en la operación de programas dirigidos a niños y niñas de 0 a 5 años de edad, como requisito para la contratación de quienes estén registrados en el Banco Nacional de Oferentes, lo que garantiza transparencia y pluralidad.

“Lo que estamos haciendo es estableciendo los más altos estándares de calidad para que sean los mejores operadores los que atienden a los niños y niñas de Medellín. Dentro del grupo de operadores que está hoy, con los que venimos trabajando desde 2020, si están en el Banco Nacional de Oferentes van a seguir trabajando con nosotros. Ellos van a tener la oportunidad de crecer en un grupo de cupos de hasta el 30 %. Si luego de ese crecimiento quedan cupos por asignar, estos se asignarán con criterios estrictamente objetivos”, explicó la directora de Buen Comienzo Vivian Puerta.

Dicho esto, la Unidad Administrativa Buen Comienzo exigirá a todos sus operadores la documentación que demuestre que hacen parte del Banco Nacional de Oferentes, así como otros requisitos de tipo legal, técnico y financiero. La Administración Municipal invita a las personas que no cumplan estos requisitos a sumarse a esta iniciativa del Gobierno Nacional.

En 2020, Buen Comienzo en alianza con el ICBF benefició a 73.000 niños y niñas de 0 a 5 años, pero para este año proyecta un aumento de 10.000 participantes, de tal manera que 83.000 de ellos recibirán atención integral.

Adicionalmente, la Unidad trabajará de la mano con el Hospital Infantil Concejo de Medellín para llegar con la oferta al territorio. Así, con un equipo interdisciplinario integrado por más de 350 profesionales, se realizará un seguimiento riguroso a la salud nutricional y al crecimiento y desarrollo de los menores, como gran apuesta del Plan de Desarrollo Medellín Futuro 2020-2023, con indicadores propios y una asignación presupuestal de $28.000 millones.

“No solo vamos a tener nutricionistas sino también psicólogos y educadores físicos y eso va a permitir que podamos hacer una valoración de nuestros niños en territorio. Si los padres deciden que los niños se deben quedar en casa, los vamos a atender en casa”, agregó la directora de Buen Comienzo.

Los agentes educativos son muy importantes para la Alcaldía de Medellín, por lo que se le sugiere a los operadores que tengan en cuenta a los profesionales que ya vienen trabajando en el territorio.

La rigurosidad de los procesos, la garantía de transparencia y la continuidad de la atención integral a los niños y niñas de Medellín sigue siendo prioridad, por lo cual se adelantan estos ajustes de cara a la entrada en operación de Buen Comienzo en febrero de este año.

Be the first to comment on "Buen Comienzo fortalece los procesos de contratación como pilar de transparencia."

Leave a comment